MALDITO CÁNCER
3D
3D
Tipos de cáncer

Tipos de cáncer en adolescentes

Hay diferentes tipos de cáncer que afectan a los jóvenes, éstos son a veces diferentes de los cánceres que se presentan en pacientes adultos. A continuación te mencionamos los más frecuentes en chav@s de tu edad:

Tumores cerebrales 

Hay muchos tipos de tumores que provienen del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Algunos son más graves que otros y requieren  de un tratamiento agresivo. Otros, una vez extraído el tumor por cirugía, no necesitan de un tratamiento adicional.

Los tumores del sistema nervioso central se clasifican por el tipo de células de las que crecen y por su ubicación dentro del cerebro.

Aquellos que crecen a partir de las células gliales (células con función de soporte de las neuronas) son los tumores cerebrales más comunes, éstos incluyen:

  • Los astrocitomas
  • Los oligodendrogliomas
  • El glioblastoma multiforme
  • Los ependimomas
  • Tumores de los plexos coroideos.

Los meningiomas son tumores provenientes de las meninges, la capa protectora que rodea el cerebro y la médula espinal. Estos son más comunes en adultos y generalmente no son cancerosos, pero pueden causar otros problemas creando presión sobre el cerebro.

Los tumores neuroectodérmicos primitivos (PNET) son causados por algunas células madre encontradas en el cerebro que no maduran en células funcionales. Algunos ejemplos de este tipo de tumor son:

  • Meduloblastoma.
  • Pinealoblastoma.

Tal vez te sea difícil aprenderte el nombre científico del tipo de tumor; sin embargo, podría ser de utilidad para ti, saber de dónde proviene y el tipo de tratamiento que generalmente se da (consulta la sección Guía para recordar los términos médicos y sus significados).

Datos interesantes:

Los tumores primarios del sistema nervioso central (SNC) son los tumores sólidos más frecuentes en los niños y son la segunda causa más común de cáncer en la infancia. Representan alrededor del 10% de todos los cánceres de la adolescencia, esto quiere decir que 1 de cada diez adolescentes los presentan.

Sarcoma de Ewing 

El sarcoma de Ewing se refiere realmente a una familia de tumores que se encuentran en los tejidos óseos y blandos. Es un cáncer que puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, aunque por lo general comienza en uno de los huesos, más comúnmente en uno de los huesos de la cadera, en la parte de arriba del brazo o en el muslo.

  • En general el 87% de las veces este tumor crece en medio de uno de los huesos largos o en los huesos de la columna vertebral, las costillas y la pelvis.
  • De vez en cuando, el Sarcoma de Ewing puede extenderse fuera de los huesos y se conoce como extra-óseo.
  • El tumor neuroectodérmico primitivo (PNET), también conocido como neuroepitelioma periférico es un tumor relacionado con la familia del sarcoma de Ewing.

Datos interesantes:

El sarcoma de Ewing es llamado así ya que hace referencia al nombre de Dr. James Ewing, quien describió el tumor en la década de 1920.

El Sarcoma de Ewing representa alrededor del 2% de todos los cánceres en adolescentes.

Tumores de células germinales

Las células germinales se desarrollan en los órganos sexuales reproductivos, testículos en los hombres y ovarios en las mujeres. Las células germinales pueden viajar a otras áreas del cuerpo, tales como el pecho, abdomen, el cóccix o el cerebro.

Los tumores de células germinales representan alrededor del 16% de los cánceres en  adolescentes.

Los principales tipos de tumores de células germinales que se presentan en los adolescentes son:

  • Testicular (dentro de los testículos)
  • Sacral (en el sacro, una sección de hueso en forma triangular, situado entre los huesos de la cadera en la base de la columna vertebral y el cóccix)
  • Pecho
  • Ovario

Leucemias 

Los adolescentes en general, podrían tener uno de estos dos tipos de leucemia:

-       Leucemia linfocítica aguda

-      Leucemia mieloide aguda o mielógena

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea. La médula ósea es un tejido esponjoso dentro de los huesos donde se producen las células de la sangre. Los diferentes tipos de células sanguíneas (de la sangre) en una médula ósea sana son:

Los glóbulos rojos: que transportan oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo.

Las plaquetas: que son células que ayudan a la sangre a coagular y detener el sangrado.

Los glóbulos blancos: ayudan a combatir las infecciones. Son responsables de reconocer sustancias extrañas como bacterias, hongos o virus. Los leucocitos pueden comunicarse entre sí para ayudar a atacar la infección. Algunos tipos de glóbulos blancos producen anticuerpos para destruir estas sustancias extrañas y otros glóbulos blancos ingieren la sustancia extraña.

Hay diferentes tipos de glóbulos blancos: linfoides y mieloides. El tipo de glóbulo blanco que se vuelve "loco" determina el tipo de leucemia que se tiene.

Aunque la causa exacta se desconoce, algo sucede que hace que las células se multipliquen muy jóvenes pero nunca crecen o maduran para llegar a ser útiles o funcionales. Estas células anormales se llaman “blastos” de leucemia y son un indicador de esta enfermedad.

Linfoma 

Los adolescentes suelen tener uno de estos dos tipos de linfoma:

  • Enfermedad de Hodgkin
  • Linfoma no Hodgkin

El linfoma es un tipo de  cáncer del sistema linfático. El sistema linfático incluye células linfáticas, los ganglios linfáticos, el timo, el bazo, las amígdalas y las adenoides. Este sistema tiene dos funciones importantes:

1. Ayuda al sistema circulatorio a llevar nutrientes a las partes de tu cuerpo y también sirve de desecho de sustancias de ciertas partes de tu organismo.

2. También ayuda al cuerpo a reconocer, atrapar y destruir las células extrañas, como bacterias y virus.

Linfoma de Hodgkin:

Es un cáncer del sistema linfático. Este tipo de tumores afectan a los ganglios linfáticos. Es la forma más común de linfoma, lo que representa el 16% de los cánceres en adolescentes.

Linfoma no Hodgkin (LNH):

El cáncer del sistema linfático que no tiene las características de la enfermedad de Hodgkin. Afecta a los ganglios linfáticos más profundos en el interior del cuerpo. Hay diferentes tipos de linfomas no Hodgkin, los dos tipos principales son  de células B y linfoma no Hodgkin de células T. Los de células B por lo general afectan el cuello, la cabeza, la garganta y el abdomen, mientras que las células T afectan a los ganglios linfáticos en el pecho. Representa el 8% de todos los cánceres en adolescentes.

Síndrome mielodisplásico (SMD):

Los síndromes mielodisplásicos son enfermedades en las que la médula ósea no funciona normalmente y no se forman suficientes células sanguíneas en el cuerpo.

Normalmente, las células de la médula ósea llamadas blastos se desarrollan y maduran en diferentes tipos de células sanguíneas que cumplen funciones específicas en el cuerpo. Los glóbulos rojos transportan oxígeno, los glóbulos blancos combaten las infecciones y las plaquetas detienen el sangrado. Con el síndrome mielodisplásico estos blastos no maduran y son incapaces de funcionar correctamente.

¿Cómo se diagnostica el SMD?

A través de exámenes de sangre, a partir de presentar síntomas que podrían darles pistas a los médicos de lo que está sucediendo; los síntomas más comunes son el cansancio extremo y las infecciones recurrentes. También un dato importante podría ser la presencia de sangrado debido a que el número de plaquetas es inferior al normal.

Los síndromes mielodisplásicos ocurren con mayor frecuencia en las personas mayores, pero pueden ocurrir en personas más jóvenes también. La mielodisplasia se puede desarrollar después de un tratamiento con fármacos o radioterapia para otras enfermedades, o puede desarrollarse sin una causa conocida. El vínculo que se conoce es la exposición al benceno (una sustancía química).

El síndrome mielodisplásico es a veces llamado "pre-leucemia" o leucemia "latente", ya que puede transformarse en leucemia mieloide aguda (LMA), que requiere un tratamiento más agresivo.

Hay cinco tipos de síndromes mielodisplásicos:

1. Anemia refractaria (AR)

2. Anemia refractaria con sideroblastos en anillo (ARSA)

3. Anemia refractaria con exceso de blastos (AREB)

4. Anemia refractaria con exceso de blastos en transformación (AREB-T)

5. Leucemia crónica mielomonocítica (LCM)

¿Cómo se trata el SMD?

Este tipo de cáncer es muy raro en los jóvenes y adolescentes. El tratamiento más común para los adolescentes con síndrome mielodisplásico  incluye quimioterapia y trasplante de médula ósea.

Osteosarcoma

El osteosarcoma es un cáncer que comienza en las células formadoras de hueso. Es el tipo más común de tumor en el grupo de cánceres de huesos llamados sarcomas osteogénicos.

Datos interesantes:

Alrededor del 5% de todos los adolescentes con cáncer son diagnosticados con osteosarcoma. Se asocia con un rápido crecimiento, por lo que es poco frecuente en niños antes de la pubertad. El osteosarcoma afecta más a los hombres (por lo general entre las edades 15-19) que a las mujeres (generalmente entre las edades de 10-14).

Uno de los datos más comunes que describen un osteosarcoma es dolor o hinchazón cerca de uno de los huesos. El dolor puede ser peor por la noche o en el ejercicio. 

Alrededor del 90% de todos los osteosarcomas se localizan en las extremidades (brazos y piernas) y con mayor frecuencia en los huesos alrededor de la rodilla.

Los niveles de osteosarcoma:

A diferencia de otros tipos de cáncer, el osteosarcoma en realidad no tienen un sistema de clasificación, pero tiene diferentes niveles:

  • Localizado: en una sola parte de tu cuerpo.
  • Metastásico: se extendió a otras partes de tu cuerpo.

La mayoría de los adolescentes con osteosarcoma se recuperan. 

 

Fuente: Teens living with cáncer. Melissa´s Living Legacy.Teen’s cancer foundation,

http//www.teenslivingwithcancer.org/

Fecha de actualización: 22/diciembre/2015

3D
3D
Un minuto contra el cáncer
3D
3D
impresora mail app rss
3D
3D
REDES SOCIALES



Incan
Instituto Nacional de Cancerología. Todos los derechos reservados. México 2013
Para una mejor experiencia se recomienda Google Chrome